martes, 15 de julio de 2008

Vino con violetas y joyas vintage de anticuario. Housewarming Party, London


Una mujer encantadora. Las joyas son sencillas pero preciosas y las llevaba con mucha elegancia. Las perlas habría que llevarlas de día y de noche, todo el tiempo, hasta en el supermercado, sobre todo en el supermercado! Nos contó que las compraba en un anticuario pero no recuerdo exactamente dónde ni el nombre (Maldición! Nota mental: no abusar del vino blanco con violetas cuando quieres obtener información valiosa)

Ella va delicada pero natural, me encanta, y el vino blanco con sirope de violetas es sin lugar a dudas un complemento delicioso, más aún con las uñas rojas. Sí, porque el color del caldo es espectacular (creo recordar que el sabor también), así que os animo a que probéis la maravillosa mezcla.

He de decir que investigué y me dijeron que el sirope de violetas sólo lo puedes encontrar en París (curioso como esto sí me las ingenié para memorizarlo), pero tengo que profundizar porque en Le Garage hacen un cocktail maravilloso con un sabor muy parecido. Se llama “Violet Siberia” y cuidado porque si abusas de ese te olvidas seguro de hasta qué llevas puesto