martes, 16 de septiembre de 2008

Las mujeres de Badajoz SÍ saben vestirse para una boda (Parte I), Badajoz

El fin de semana pasado fue la boda de Elena Pinilla y Archi en Badajoz. ¡ENHORABUENA! a los dos por ser unos novios tan guapos y felices, y sobre todo por organizar una boda tan divertida.

Las bodas confieren a las novias un halo de esplendorosidad envidiable, pero no nos engañemos, en la mayoría de los casos ese halo se limita a la novia. Lo excepcional es que en esta ocasión, todas las amigas acompañaban. Es por eso que parte de la diversión yo la achaco a lo bien vestidas que iban las amigas de la novia. Porque en mi opinión, estar rodeada de cosas bonitas (en este caso gente tan bella) te hace imbuirte de una cierta felicidad que es la misma que cuando vas a un museo o a una tienda con cosas maravillosas. Así desengañaos, no fue el vino, ni el lomo, ni el jamón...fue la belleza irradiante. Ahí queda eso.

Estoy muy contenta y orgullosa porque estas bellas mujeres de Badajoz han demostrado saber los preceptos estéticos básicos a la hora de asistir a una boda:
  • A las bodas de va de corto. Este grito me gustaría que alcanzase todas las iglesias y ayuntamientos de España. Del mundo incluso.
  • Ni de blanco, ni de negro, ni de rojo. Yo añadiría, sobre todo jamás de brillante.
  • Estos dos preceptos anteriores te los puedes saltar si encuentras un vestido con el que vas maravillosa (véanse algunas excepciones que colgaré en estos posts o incluso ejemplos más famosos como Rania de Jordania en la boda de los Príncipes de Asturias)
Empieza el homenaje.

Esther:

Azahara:

Carolina:

Azahara y Carolina:

Continuará...