miércoles, 24 de marzo de 2010

El showroom del Cibelespacio

Para ponernos en situación, Cibeles se celebra en el pabellón 14 de IFEMA, es decir, la feria de las vanidades se alberga en el propio recinto ferial de Madrid. El juego de palabras no tiene gracia alguna pero me sirve a modo de introducción para explicar que uno cuando llega entra en un cuadrado gigante con mucha moqueta, poca luz y distintos stands que rodean otros dos cubos más pequeños donde se celebran los desfiles.


Zapatos de Dolfie

Hay stands de revistas, de productos cosméticos, de chocolate, de agua, etc y como novedad desde hace un par de años hay también un espacio dedicado a showroom donde jóvenes diseñadores presentan y venden sus colecciones al público que por allí se pasea.



A mi me recordó mucho a la experiencia que viví en el Loverbooking y quise acercarme a preguntar a los participantes cómo lo estaban viviendo ellos. Lo primero es que las jornadas son agotadoras porque son 12 horas diarias (de 10am a 10pm) durante 5 días, pero aún así el último día consideran que el balance ha sido positivo, porque han vendido mucho o porque han hecho contactos o porque han hecho profundas amistades con el puesto de al lado.



Los de "Petit Paquebot" me alucinaron con las cosas que pueden llegar a hacer con ganchillo. Pienso en todos los manteles, colchas y tapetes de ganchillo que durante décadas confeccionaron las mujeres de mi familia y se me ocurre que podríamos hacer un elefante a escala 1:1. Qué cosa tan complicada y tan nuestra lo de hacer ganchillo, tengo grabado el movimiento de las manos de mi abuela haciéndolo, que si el punto liso, que si el punto al revés, la cadeneta, no te saltes una línea que te pierdes, uy como no reduzcas no lo cierras bien...uff. A los que quieran darle un nuevo aire a este noble arte podéis apuntaros al curso que imparte "Petit Paquebot" en el Estudio aquí.




A Ibai Labega le conocí en el Loverbooking, era nuestro vecino de habitación y nos encantó desde el primer momento porque se presentó con un traje hecho con 400 pompones de lana y repartiendo abrazos por todo el hotel. Qué grande. La foto se la hice el último día, cuando prácticamente había vendido toda su colección inspirada en las trenzas de Rapunzel.



Carocora es una diseñadora alemana que también conocí en Málaga y que me impresionó por los buenos acabados de las prendas y el patronaje trabajado.



Solitas son nuevas para mi, pero he estado investigando y son dos jóvenes gaditanas que hacen unos estampados muy bonitos y elegantes.



Las camisas estampadas de Mónica Manderlay debieron tener mucho éxito porque vi a bastante gente con ellas puestas. Tienen unos estampados muy graciosos con cowboys y dibujos como recién sacados de la publicidad y los tebeos de los años 50.



Hola por qué son los capo di capi de la estampación y la serigrafía en Madrid. Estaban presentes con su propia colección de camisetas estampadas. Si tenéis intención de estampar ropa hablad con ellos porque dan cursos, te las estampan ellos o te alquilan las máquinas por horas para que lo hagas tú mismo.




Había muchas más marcas vendiendo sus colecciones, mis disculpas a aquellas que no he sacado, prometo la próxima ocasión ampliar la selección (uhm, que me gusta un pareado fácil). Por lo que estuve hablando con los participantes y como consejo para los que se quieran presentar a futuro, lo más aconsejable es llevar piezas cuyo precio esté por debajo de los 100€. Lo que más se venden son camisetas, sudaderas y otras prendas fáciles que no requieran mucha complicación en el proceso de decidir si te la llevas o no, por lo que las prendas de colección de mayor precio no son las que mejor encajan.

Besos mil,
La Condesa chaquetera