viernes, 1 de junio de 2012

El satchel quemado


En moda no basta con tener un buen producto o una idea original, no, tienes que dominar la comercialización, conocer el canal de venta al dedillo. Eso es al menos lo que ha demostrado "el extraño caso del éxito tardío del satchel clonado en España", podría escribirse una tesis sobre él, debería escribirse más bien, porque es perplejizante.

Hace casi dos años (¡¡2 años!!) publiqué éste post en el que presentaba mi flamante satchel de "The Cambridge Satchel Company", una pequeña empresa británica creada por una madre con dificultades para llegar a fin de mes, que se inspiró en Harry Potter y las tradicionales carteras de colegio para crearlos. El mundo de la moda internacional los acogió con amor y hemos podido ver sus satchels en los brazos más célebres y en las mejores tiendas del mundo. En España se veían tímidamente, no ha sido hasta 2 AÑOS DESPUÉS cuando una empresa española los ha copiado clonado e inundado el canal de venta, que los hemos visto hasta el aburrimiento.

Es muy extraño. Primero que tardase tantísimo tiempo en tener éxito una cosa que lleva dos años pululando por todos los blogs de moda. Segundo que se prefiera la copia frente al original cuando apenas hay diferencia de precio entre uno y otro. Y finalmente lo más extraño de todo es que una copia TAN descarada (por dioses si le han clonado hasta los pantones) no haya generado la más mínima controversia. Le sacamos los colores a los Zaras y compañía en cuanto hacen una versión barata del trabajo de los diseñadores famosos, sin embargo sobre la clonación de estos bolsos no se ha escrito ni una línea.

En mi caso, voy a celebrar un honroso funeral por la muerte de mi querido satchel, el pobre de it-bag ya no tiene nada.

Buen fin de semana,
La Condesa Cambridge

PD: encima los clonadores dicen en su web que "marcan las nuevas directrices y patrones del diseño contemporáneo". Qué jefes, cero rubor, cero verguenza, cien por cien impunidad, así somos, así nos va.