jueves, 24 de octubre de 2013

Exposición de Hermés en Madrid: la esencia del cuero

Tuve el placer de visitar la exposición de Hermés sobre el cuero. Utilizo la palabra placer de forma plenamente consciente puesto que la exposición está montada con el mejor gusto posible, es dinámica, informativa, entretenida y en ciertos momentos apabullante en los detalles. Por citar un ejemplo, una de las partes más espectaculares es la dedicada a los herrajes y cierres de los bolsos, donde juegos de iluminación milimétricos recorren los lomos de los bolsos con un precisión y efectos de estrella fugaz. También hay un montaje en el que dos bolsos de estilo español, especialmente creados para conmemorar la visita de la exposición a Madrid, bailan sobre un tablao como si se tratase de dos bailaores de flamenco muy pro (esto podéis verlo en mi instagram).

La bienvenida a la exposición corre a cargo de una moto con alas de cuero, cada una de las supuestas plumas que se ven en las fotos son piezas recortadas en cuero y montadas sobre alas de metal.







Chaqueta de piel de cocodrilo diseñada por Jean Paul Gaultier



Los textos que acompañan cada sección, lejos de ser aburridos o anodinos, tienen personalidad propia y enriquecen con sólo leerlos. Digerirlos requiere más calma.



La sección de encargos particulares resulta divertida y dice bastante de la historia de la casa. Por ejemplo una silla de montar con alas incluídas realizada enteramente en cuero.




El perfecto acompañante de cualquier viaje

Miniaturas en cuero de los bolsos más emblemáticos de la casa



Las adictas a los bolsos tendrán sudores fríos con esta foto donde se representa la historia del Kelly a través de las distintas versiones que ha tenido a lo largo de su historia.


Muy bien hecho Hermés, muy bien.