sábado, 4 de enero de 2014

Recuerdos del 2013

El 2013 será recordado por infinidad de motivos, crisis, corrupción, infantas, cafés con leches y un largo etcétera, sin embargo, para mi será sin lugar a dudas: el año que casi consigo que duerma un supermodelo masculino en casa.

Fue allá por julio, nuestra supermodelo femenina favorita Marina Jamieson nos lanzaba un mensaje de ayuda en el grupo de whasapp, "Garrett Neff viene a Madrid unos días pero no se puede quedar en mi casa, ¿alguna de vosotras le da cobijo?". Personalmente me considero una persona generosa, que ha vivido mucho tiempo en el extranjero y por lo tanto siempre proclive a ayudar a los que vienen de fuera a visitar nuestra bella ciudad, es por eso que con dedos más rápidos que Billy el Niño tecleé "SÍÍÍÍ, YO, YO, en mi casa, yo, aquí, sí". Por si alguien duda de mi filantropía adjunto algunas fotos del gachí en cuestión.

Photo H&M lookbook

En cuanto me fue adjudicado el hospedaje del joven Garrett hubo un pequeño detalle que me vino a la cabeza: el Consorte. Recordando que comparto piso y convivencia con otras dos personas me puse a pensar en cuál sería la mejor manera de comunicarles mi decisión unilateral. La primera persona por aquel entonces tenía año y medio, gateaba y cuando le enseñé una foto de Garrett se limitó a babear y a intentar comerse la foto, me pareció una reacción de lo más normal y la consideré fácilmente de mi lado. Bien, una menos, sólo me queda otro. Preparé un jabalí asado, horneé patatas, freí un chuletón y lo regué todo con su vino preferido, terminado el festín y mientras los ojos se le empezaban a entrecerrar simplemente dejé caer un "ah por cierto cariño, la semana que viene se queda un amigo un par de días en casa".  

-Un amigo, ¿quién?

+Un chico americano...compañero del sector...no lo conoces...o sí (depende de los anuncios en los que te fijes)...bueno, nada importante, serán sólo un par de días, se llama Garrett

-Pues ahora mismo no cabe un alma en casa y no será tan amigo cuando nunca me has hablado de
él, ¿de qué lo conoces?

+Cielo lo conozco desde hace años, lo veía siempre que iba a casa de Xavi y Manu, concretamente en la acera de enfrete, en una marquesina gigante cubriendo un edificio en obras. Así que ya ves, íntimo del grupo.

Photo Calvin Klein underwear


Huelga decir que no cuajó. Lo que más me molestó de todo es que no entendiera mis motivos solidarios y mi intención de ayudar al prójimo como bien me han inculcado mis valores judeo-cristianos. Apelé al karma, a la conveniencia, incluso a la paz mundial, pero no hubo manera. Garrett se quedó en casa de Josephine y son sus hijas adolescentes las que ahora tienen que cargar con la culpa de haber visto salir a ese joven de la ducha con una simple toalla resbaladiza. Ya se lo he dicho al Consorte: dos cosas, una, ahora esas pobres niñas van a tener un trauma cuando yo a mi edad lo hubiera llevado con mucha más dignidad y, dos, dile a Giselle que ni aunque se quede bajo la lluvia sin tarjeta ni móvil pone un pie en esta casa.