martes, 25 de noviembre de 2008

Maybelline con el mundo blogger, Madrid


La semana pasada Maybelline organizó un curso de maquillaje con Gato, el maquillador oficial de la marca en España. Acepté encantada la invitación porque, como a todas, el maquillaje me encanta y me divierte. La sorpresa más agradable me la llevé al llegar al evento en sí, cuando descubrí que todas las invitadas éramos blogeras y periodistas de medios digitales.


Me alegra ver que las marcas empiezan a hacerse eco del movimiento bloger y crean acciones de marketing específicas para atenderlo. Creo que es muy inteligente por su parte, tienen acceso a su público directo, recogen comentarios de los usuarios finales y seguro más repercusión que con una nota de prensa a las grandes revistas de moda. Trabajo en marketing y disfruto viendo como a veces el público le da la vuelta a todo y hace a las empresas espabilar. Desde aquí, bravo por el equipo de Maybelline. Además, a nosotras nos hace más ilusión que a las periodistas de moda habituales que seguro están hartas de ir de presentación en presentación acumulando productos (ligero tono de envidia).

Nuestro profesor fue de lo más agradable, dando muestras de una paciencia infinita y sobre todo consejos muy prácticos y útiles para nuestro día a día. Por ejemplo:
  • Tus dedos son el mejor pincel, no te compliques la vida demasiado con esponjas, brochas, pinceles finos, pinceles gordos...ayudan claro que sí, pero nadie conoce mejor tu cara que tus deditos cuando no tienes mucha maña con las herramientas
  • No trates de ocultar una ojera echando corrector por toda la zona, acabarás como un oso panda. Limítate a la zona que esté más oscura y siempre "apretando" el producto sobre la piel, no extendiéndolo
  • Échate el rimmel sólo una vez, todo el que quieras, pero sólo date pasadas en las pestañas mientras esté todavía húmedo. Nada de esperar a que seque y echarte otra capa, se cuarteará y caerá sobre la ojera ensuciándola
  • Olvídate del perfilador de labios, es difícil conseguir que los labios salgan simétricos usándolo. Sólo es aconsejable para labios muy finos.
  • Para labios rojo matador, aplícate la barra sobre el dorso de la mano y con un dedo ve subiendo poco a poco el tono de los labios, controlarás mejor el color. Nada de aplicárselo directamente de la barra
  • Para los "smoky eyes", esto es lo que más me gusto, aplicas un poco de barra de labios en el dorso de la mano y con el lápiz negro empiezas a pintar encima (insiste mucho) hasta que quede una pasta negruzca. Esa pasta, de nuevo con los dedos, es la que te aplicas sobre el párpado móvil. Queda mucho más natural y no ensucias la ojera como con los polvos
  • Para maquillarte los ojos de cine, practica primero con tonos marrones/beige que disimulan los fallos muy bien fundiéndose con la piel. Cuando los tengas dominados, pasa a la siguiente fase, otros colores
Nos dio muchos más pero me temo que me cuesta memorizarlos. Si hubiera estaba nuestra querida Hummingbird seguro que eso hubiera sido como un consejo de sabios.


Al finalizar las instrucciones generales, Gato nos fue revisando una a una y dando consejos específicos según la fisionomía de nuestra cara. Todo un lujo tenerlo a nuestra disposición. A mi me dio un consejo muy útil a la hora de maquillarme los ojos, "da forma al ojo terminando el exterior hacia arriba". Me lo exageró con un lápiz negro para que lo entendiera, pero en la realidad eso tiene que ir en el color que quieras y difuminado hacia arriba.


Terminada la clase pusieron a nuestra disposición todo tipo de adornos para el pelo y enredos varios para ponernos monas y hacernos fotos con un fotógrafo profesional. Fue también el mejor momento para conocer a otras compañeras. Un beso enorme a todas! Qué ilusión conoceros!

El catering iba muy para la ocasión, macarons, piruletas, batidos y cocktails de colores... Me vuelven loca los macarons y éstos estaban inusualmente bien hechos para ser madrileños.


Y finalmente una foto de recuerdo con Gato, que aunque se agacha para no dejarnos como liliputienses, es bien alto y simpático. Antes de aterrizar en Mabelline estuvo trabajando en Sudáfrica y China. En Sudáfrica aprendió a oscurecer el tono de piel de las modelos rusas, luchar contra los efectos de la arena en el maquillaje y de paso, a hacer surf. Pero sin duda su mayor reto fue aprender a maquillar a las asiáticas, de piel fina, blanquísima y rasgos distintos, después de eso, se puede considerar que se ha ganado la alternativa.


Fue una tarde de lo más agradable y agradezco a Ana y el resto del equipo de Maybelline su invitación y buen hacer.

Para vosotras, no me voy a quedar en palabras y quiero compartir con vosotras el maquillaje que nos regalaron. Sí habéis leído bien. Tengo sombras de ojos azules, verdes, rimmel, corrector, barra de labios rosa oscuro, barra de labios semi transparente y lápiz negro. La que quiera algo que me lo haga saber en los comentarios. Nada de sorteos, los odio. Por riguroso orden la que lo pida se lo lleva (el envío corre de mi cuenta), no seáis acaparadoras y pidáis todo de golpe, compartamos entre todas la ilusión de recibir maquillaje gratis.