miércoles, 12 de agosto de 2009

Tony2 o la reducción al absurdo

Tengo un plan que proponeros para los que os habéis quedado o alguna vez vayàis a Madrid. Todo empezó así el día que nosotros lo pusimos en práctica:



-Bambini, nos han parlato de un sitio molto divertento dove podemos cantare cual aves desgañitadas. E importantísimo que arrivemos per demostrare il nostro arte. Doppo prima copa nos vemos allí, 2am, ok?


Camisa Scalpers, Pajarita La Condesa (myself), Zapatos de Florencia, Pantalón no lo sé

-Por fin voy a poder demostrare al mondo intero la mia habilitate con la canción liggera. Para algo me he criado viendo el Festival de San Remo. Io sono un italiano, con la guitarra en mano.

El Conde Consorte está nervioso, nos han hablado de un sitio indescriptible donde la gente más extraña de Madrid se reune alrededor de un piano para cantar. Nos lo han descrito como "el sitio donde van las divorciadas divertidas de más de 50 años", "un lugar donde cualquier cosa puede pasar", "un club de frikis". Conclusión, había que conocerlo, había que ir al TONY2!! (calle Almirante, 9). Sólo el nombre ya prometía mucho.



Llegamos convenientemente aderezados para no desentonar demasiado con el lugar y nos encontramos con la siguiente estampa al fondo del bar.



Esto que veis son tomas desde la espalda del pianista, el todopoderoso ser que rige los designios de este lugar al decidir a quién le otorga el micrófono para que se arranque a cantar el tema que haya pedido, acompañado, por supuesto, de su melódico piano y las voces de decenas de personas que se saben todas las canciones. Increíble. Indescriptible el ambientazo.



Hay nivel, la gente canta bastante bien, aunque no todos, es como estar en directo en los castings de OT, puede tocarte una actuación decente o una de partirte de la risa. Cabe destacar esta chica que antes de empezar a cantar estuvo como un minuto afinando el tono con el pianista, ¿cómo?, sí, sí, tal como lo estáis oyendo, "suuuumMMMer nightsss, no medio tono más bajo, suuummmmMMMer nigths". Aunque la apoteósis para mi fue el señor que pidió cantar "Libre" de Nino Bravo y os prometo que no recordaba nada más que una frase de toda la canción que repetía una y otra vez. Qué crack.

Mientras yo hacía de reportera gráfica, otros se iban animando...



Manu, con expresión incierta, se preguntaba:
-¿Será el momento de mostrar mis conocimientos sobre la discografía de Rocío Jurado, la más grande, Los Chunguitos o Rocío Dúrcal?



Xavi, con la mirada perdida, se barruntaba:

-¿Podré por fin poner en práctica mi imitación de El Puma o en su defecto de El Fary?



Los tres tenores saltan al escenario en un incontrolable ímpetu por honrar Il Bel Canto

-¡¡¡Vamos allá bambini!!! Felicità a la laaaaaaaaaaaaaaa ni no niiii

Se sabían la letra, lo juro, tanto es así que el señor de pelo blanco, el omnipresente pianista LES LLAMÓ LA ATENCIÓN EN MITAD DE LA CANCIÓN POR CANTAR POR ENCIMA DE LA SOLISTA DE TURNO Y ROBARLE TODO EL PROTAGONISMO!!!

Ahhhhh aaahhhh



Humillados, nuestros intrépidos amateurs tuvieron que acallar sus angelicales voces y retirarse del escenario en el que se habían colado sin poder esperar a pedir turno. El arte es así, no conoce de normas y cuando necesita salir, sale, como un borbotón. Eso mismo fue.



Aquí la reportera con la dignidad un poco más a salvo de lo normal gracias al encargo periodístico. Por favor notad la capa de roña que tienen los asientos de tan ilustre antro. Sí, llevaba otra vez el pijama puesto, es que en verano la tentación es aún mayor.

Lo dicho, si buscáis una experiencia distinta y sobre todo extraña donde las haya, nos vemos en el Tony2.



-Io sono humiliato ma non derrotato, ritornaré. Franco Battiato, Laura Pausini, Rita Pavone... ritornaré e demostraré el valor de la musica italiana. Ciao!!


PD: entrada programada, sigo de vacaciones. Gracias por comentar, os contesto cuando vuelva