miércoles, 23 de junio de 2010

La sonrisa de Stuart Vevers

Ayer fue la fiesta que organiza la revista Yo Dona todos los años para entregar sus premios a mujeres que han destacado por su labor profesional y por su labor humanitaria...y yo, mujer, muy profesionalmente, me olvidé la cámara en casa (pfff). Mi flamante esposo tuvo el detalle de traérmela tras la cena, pero por desgracia la gente huye de estos eventos tras el segundo plato y para la hora del cocktail ya eran pocos los que quedaban a tiro de mi cámara.

Photobucket

Mientras golpeo mi cabeza contra la mesa para calmar la frustración os dejo con la mejor de las escasas 10 fotos que hice, la de Stuart Vevers, director creativo de Loewe. Le paré para decirle que le amo, que admiro su trabajo, que me encanta lo que está haciendo con Loewe, que he vuelto a entrar en Loewe y lo que veo me produce ansiedad y deseo y que quiero un bolso Ame más que el comer (bueno esto me lo callé discretamente). Y él, él es simpatiquísimo, pero simpatiquísimo. Me estuvo contando que le encanta vivir en Madrid, que es mucho más fácil adaptarse aquí que a París o a Milán, que notan que entra gente joven a Loewe y que, como todo buen hijo de la Inglaterra no urbana, no canta nada mal. Yo rezo para que las ventas de Loewe vayan como un tiro y tengamos Stuart para rato, y como más vale labrar la tierra que rezar para que la cosecha vaya bien, acabo de echar un billete en mi cerdito destinado a los vicios reconocibles.