sábado, 25 de diciembre de 2010

Los de Dolce&Gabbana saben festejar

Photobucket

El leopardo, las carnes que se desparraman y no las contiene ni un corsé, el champagne, los brillos, los encajes, el marisco, el pan mojado en salsa, el ya no me cabe nada más pero dame un poco de chocolate, el botón desabrochado del pantalón, las copas a 4.50€ (vivan las provincias), el Almax, el humo que no te deja ver...

Photobucket

...la gente disfrazada, las cazadoras cortas de polipiel que si te acercas a una chimenea te convierten en antorcha humana, el pijama hasta las seis de la tarde, el de la cama al sofá y del sofá a la cama, el levantarte solo para comer, la cama mágica que se hace sola, el café de las siete de la tarde que acaba convertido en cerveza...

Photobucket

...todos ellos nos desean unos buenos días de vacaciones, sin complejos ni remordimientos, que ya mañana o pasado veremos qué hacemos con todo eso.

Hace unos días tenía cero espíritu navideño y estaba cerca de convertirme en el grinch pero es venir a casa (Badajoz) y se me pone la nariz roja como al reno. Las fotos son de la fiesta que organizó Dolce&Gabbana en su tienda de Madrid hace un par de semanas, muy distinta a las habituales presentaciones, se caracterizó por las ganas de pasarlo bien de sus invitados que bailamos como si no hubiera un mañana rodeados de estampado leopardo en todos los colores. Un preludio de lo que acaba siendo la Navidad.