jueves, 3 de febrero de 2011

Las impresionantes piezas de Caroll Maura

Suelo rondar bastante por Speed&Bacon, un día coincidí con una chica que llegaba para enseñar su muestrario y ver si le hacían hueco en la tienda. Era Caroll. Cuando vi lo que hacía le dije inmediatamente que necesitaba ver más, no podía dar crédito a lo que veían mis ojos, decenas y decenas de capas de seda salvaje cortadas, quemadas a mano y montadas una sobre otra componiendo una especie de campo de arroz multicolor.

Photobucket
Photobucket
Photobucket

Tuve la oportunidad de conocerla un poco mejor días después, cuando quedamos para hacer las fotos y yo olvidé la batería de la cámara en casa (¿que puedo decir? soy toda una profesional, de ahí que abuse de los efectos en estas fotos, para disimular la mala calidad de ellas) y me impresionó el buen gusto, el excelente acabado y la cantidad de trabajo que llevan cada una se sus piezas. Personalmente las considero camisetas más que collares, por lo mucho que visten y la presencia que tienen, pero imagino que el término más adecuado para definir lo que hace es "collares babero".

Photobucket
Photobucket

Caroll es dominicana, lleva toda la vida en escuelas de arte y a pesar de su corta edad ya ha impresionado a más de uno con lo que hace. Ahora mismo se encuentra completando sus estudios en el IED de Madrid y estará presente en el showroom del Ego de Cibeles. Seguramente sean esas raíces isleñas unidas a su formación las que le permiten mezclar calaveras con tules con huesos de vaca con sedas con mucho arte.

Photobucket

Me consta que además de complementos le gustaría un día diseñar su propia colección, me encantaría ver lo que es capaz de hacer llevando esas ideas a prendas, me parece que podría ser nuestra Lilly Heine en España si se pusiera a componer ropa con detalles formados por decenas de capas superpuestas.

Photobucket

A mi me tiene realmente impresionada con su trabajo, me parece muy valiente, hay piezas arriesgadas así como hay otras más llevables pero todas se salen por completo de lo que estamos acostumbrados a ver. Espero de corazón que le vaya bien, que sepan apreciar y valorar su trabajo y que encuentre a su público entre los que yo ya estoy como fan incondicional.

Photobucket

Y como buena fan por supuesto que ya tengo mi propio collar que es el que os enseño en la foto de arriba (no hagáis caso a las perlas que es siempre las llevo puestas y con la ansiedad de importalizar el momento se me olvidó quitármelas). Caroll me ha dicho que he sido su primera clienta, no podía hacerme más ilusión, sé que algún día presumiré ante los medios de haber sido "la primera en adquirir un Caroll Maura original".

Si os ha gustado podéis encontrarla en Speed&Bacon, en el Ego de Cibeles o escribirle directamente que seguro agradecerá los ánimos.

Abrazos,
La Condesa con babero