martes, 13 de septiembre de 2011

Colección "The Champagne Life"

Buenos días,


Bien pues ya está la ropa colgada en la tienda (Speed&bacon, c/Don Ramón de la Cruz, 26), las fotos y casi todas las descripciones colgadas en la tienda online, ya han llegado los primeros encargos de nueva colección y hemos puesto las pocas chaquetas que nos han sobrado de verano en súper rebajas. Así que podemos decir que oficialmente empezamos con la nueva temporada. Bienvenidos al otoño, bienvenido a "The Champagne Life".


El eje principal de esta colección no se debe a un tema en concreto sino a un material. Conocí a un proveedor español de cueros ecológicos que tiene una gama de metalizados en colores muy locos, nada más verlos se me dilató la pupila y los tuve que usar para casi todas las chaquetas, bien en apliques o bien a lo grande como en esta chaqueta: el modelo Tokio. Los brillos que da el metalizado nos transportaron a las burbujas y al color del champagne, a las fiestas de la nueva aristocracia mundial, esas jóvenes que hoy asisten a una fiesta en NY, mañana a un desfile en París y pasado a una exposición en Venecia; ellas, vosotras al fin y al cabo queridas aristócratas del día a día, son el punto de inspiración.


Para esta colección hemos hecho tanto chaquetas como abrigos, también chaleco pero de ellos hablaremos después. Los abrigos son en su mayoría de estilo militar, nuestra seña de identidad. Éste en concreto es el modelo Amsterdam, de corte masculino, lana gruesa, cuatro bolsillos frontales y cuello extra largo para que no entre ni un poquito de frío. Como es más bien para el invierno aún no está a la venta, lo estará más o menos en torno a finales de octubre.


Aquí la chaqueta Lisboa, muy femenina, bastante clásica pero con un giro. El corte es cruzado y de escote pronunciado, los hombros van fruncidos y los toques metalizados en frontal y puños hacen que no sea una chaqueta cualquiera. Está hecha de franela gris, suavecita pero un poquito gruesa, está pensada para ponértela para ir a trabajar y si quieres prolongar el after-work sin tener que ir a cambiarte.



Hubo un momento cuando estaba haciendo la colección que el Consorte se quejó de que no había ninguna para hombre, es cierto, sólo me apetecía hacer para mujer. Además la línea de hombre va por otros derroteros, mucho más dramática y musical, pero me daba cosa dejar a los chicos sin nada así que sacamos este chaquetón unisex. Es ancho, anchísimo, con los hombros caídos, en tweed de lana y con un forro interior que se desmonta para que lo puedas llevar tanto en otoño como en invierno. Lo más gozoso de este chaquetón es cómo te envuelve y el gustito que da ponérselo. Los detalles en metalizado no podían faltar en puños y bolsillos y su nombre, Madrid, se debe a que sé que éste no me lo voy a quitar de encima hasta marzo.


Otra chaqueta de día, es el mismo patrón que la Pompeya pero en tweed de lana y cuero ecológico. Se llama NY porque al ser para invierno le cerramos las aberturas laterales con unas cremalleras cuyo tirador es una miniatura del Empire State, no me puedo creer que no tenga fotos del zoom pero las haré y os las enseñaré.


Probablemente la niña bonita de la colección, el modelo París. Es un abrigo. Es un vestido. Es un vestibrigo, un abrigido, las dos cosas. Muchas veces me decís que por qué no hago más ropa aparte de chaquetas, algún día llegaremos a eso, mientras, hacemos estos híbridos que te sirven tanto de abrigo si va abierto como de vestido si lo llevas cerrado con la cremallera. Reconozco que cuando lo ves en persona es el que más llama la atención. Lo hay en tres colores: liso en azul marino, de tweed rosa y de tweed azul claro. Y tan femenino y coqueto con su falda de vuelo a la cadera no podía llamarse de otra manera que París.


Aquí están los chalecos, otro clásico nuestro (si tenemos el valor de llamar a algo "clásico nuestro"), el viejo amigo Jimi vuelve este invierno bordado sobre piel. Tranquilas que son pieles falsas, nos da mucha pena lo de las pieles de verdad y hemos encontrados proveedores de pelo falso absolutamente maravillosos. Así que en esta ocasión sustituímos las plumas del Jimi anterior por el pelo de los nuevos. Hay dos modelos, uno más ajustado para llevar como la modelo de la foto y otro más ancho y grande pensado para llevar sobre las Condesas. Muchas veces me decís que querríais llevar vuestras Condesas hasta en el polo norte pero tanto no abrigan, pues bien, siempre atentos a vuestras peticiones hemos hecho estos chalecos para llevar encima de las chaquetas y abrigar en una expedición. Permitidme que presuma de lo difícil que resulta bordar el pelo con las filigranas militares porque de verdad que es MUY difícil y creo no haberlo visto antes. Creo.

Con esto os he presentado casi todas las chaquetas nuevas, me falta el abrigo moscú y las chaquetas Condesas que como novedad en esta ocasión hemos lanzado una variante recta, más masculina, que tapa el culete (otra cosa que soléis pedir) y que se pueden encargar en tela de chaqueta o en tela de abrigo. Son las VizCondesas, pero eso mejor lo dejamos para otro día que ya lleváis mucho leído.

Ahora me gustaría presentaros el catálogo, la modelo, el fotógrafo y todo el personal que implica poner un documento de este tipo en marcha. Así visto parece que sale solo y por arte de magia pero os aseguro que detrás hay muchísimo trabajo. Queríamos recrear el interior del piso de una de estas jóvenes neoyorkinas millonarias y despreocupadas de Park Avenue. Gracias a la tienda de muebles e interiorismo de "In Dietro" (Ortega y Gasset, 28) no tuvimos que preocuparnos mucho de la decoración ya que nos lo dieron ellos todo hecho. Espectacular la tienda, se quedaría uno a vivir allí encantado. Gracias Patricia, David y Cristina.
El fotógrafo es mi amigo David Rebolledo, ese ángel de la guarda que no dudó en empaquetar todo su equipo y recorrerse 800km en un día para echar una mano. Menos mal que en el mundo todavía queda gente que es buena buenísima persona. Gracias David.
La modelo es Blake Lively, que tuvo el detalle de abandonar momentáneamente el rodaje de Gossip Girl para venir a prestar su imagen a La Condesa. Vale, puede que no lo sea, puede, pero ¿por dioses decidme que no es clavadita? Es nuestra nueva modelo y musa Verena van der Woodsen. Un cañón de mujer que además de guapa y simpática es resolutiva a morir. Y encima ni se lo tiene creído ni le huelen los pies. No, no podéis odiarla, a las musas no. Gracias Verenísima.
En la producción fue fundamental contar con la ayuda de Lila Pla que tiene experiencia de sobra en rodajes y mil tablas para llevar la riendas cuando la diseñadora sólo quiere meter la cabeza debajo de una almohada. Gracias Lila, petons mil.
Finalmente la labor de diseño gráfico de Patricia Tesán ha sido cuestión de trazo fino, sí señor, cuando vi el catálogo por primera vez se me escapó un "¡madre mia, pero si parecemos Gucci!". No había trabajado antes con ella pero ha sido todo fácil y rápido, una delicia y muy de agradecer con los tiempos contrareloj con los que siempre vamos. Gracias Patricia.
Como no podía ser de otra manera, gracias al Consorte por servir tanto para un roto como para un descosido, aunque su alma de Naomi Campbell a veces requiera más antención que la modelo principal. ;-) Love, love.

Lo dicho, os dejo con el catálogo: