martes, 11 de octubre de 2011

Exposición de YSL en Madrid

La semana pasada tuve el enorme y feliz privilegio de poder asistir a un pase privado de la retrospectiva que la Fundación Mapfre ha organizado en colaboración con la Fundación Pierre Bergé sobre Yves Saint Laurent. Sólo puedo dar las gracias una y otra vez a la agencia Réplica por haberme invitado a un evento tan fantástico y muy especialmente al guía que nos llevó por toda la exposición explicándonos detalles que hicieron que al salir sintiera un profundo cariño por un diseñador al que, seamos sinceros, hasta entonces no había considerado como de mis favoritos.



Por no aburriros con párrafos interminables voy a tratar de resumiros parte de lo que vi y aprendí mediante fotos (¡nos dejaron hacer fotos! ¡AH!) y frases cortas al estilo de "¿sabía usted que..."

-En junio 1955, Christian Dior se saltó toda la jerarquía habitual de los talleres de alta costura y contrató al joven Yves Saint Laurent directamente como primer ayudante del maestro gracias a la recomendación de la redactora jefe de Vogue París.

-La mítica foto de Richard Avedon con la modelo Dovima rodeada de elefantes con un vestido de Dior es en realidad uno de los primeros diseños que YSL creó dentro de la casa. Él entró en junio de 1955 y la foto es de agosto de 1955.



-A la muerte de Christian Dior, YSL le sucede al mando de la firma. En su primer desfile se prendió en un ojal una ramita de muguet, el talismán con el que Christian Dior cerraba todos los desfiles. El muguet es una flor que tradicionalmente se usa en Francia el primero de mayo como símbolo del día del trabajador. Lejos de una reivindicación proletaria, a Monsieur Dior le gustaba por su delicado aroma que se incluye en varios de los perfumes de la casa.

-En 1962 lanza la primera colección de la casa Yves Saint Laurent. Como parte de ella presenta el primer chaquetón marinero con pantalón.


-Más adelante su osadía le permitirá dar forma a la primera sahariana, el primer mono, el primer traje de chaqueta para mujer, el primer smoking...A YSL las mujeres le debemos el poder contar con el primer uniforme que nos equiparaba al hombre y que nos permitía pasar de la mañana, a la hora del cocktail, a la cena sin necesidad de cambiarnos de vestuario.  







El mayor apoyo ante tamaña revolución la obtuvo de las revistas de moda americanas, especialmente del ELLE USA, cuya editora jefe no paraba de encumbrarlo en editoriales pero que curiosamente no permitía que sus trabajadoras adoptaran el traje de chaqueta para ir a trabajar. Ironías.



-Siempre tuvo el mismo tipo de perro, bulldogs franceses, a los que iba bautizando como Mujik 1, Mujik 2, sucesivamente hasta el número 4 que fue el que le acompañó en sus últimos días.

-Así como el taller de Balenciaga era tan silencioso y organizado que entrar en él se equiparaba a entrar en misa, en el de YSL reinaba el bullicio y la alegría. 

-Como hobby escribía un cómic protagonizado por una traviesa niña llamada "Vilaine Lulú", cuyo aspecto inicial de calzas negras y falda de tul roja está inspirado en una de las sesiones de disfraces a las que jugaba con un compañero en los vestuarios de la casa Dior cuando los demás se habían ido.



-Suya es la cita "la prenda más bonita que puede vestir a una mujer son los brazos del hombre que ama". Empieza la década escandalosa de los 70.



-Siguiendo su propio manifiesto se desnuda ante el objetivo de Jeanloup Sieff para promocionar su perfume "Rive Gauche". Tenía 33 años y la composición de la foto recuerda sin duda a otra celebridad de trágico final a esa edad.



-Cansado de la alta costura es el primer modisto en lanzar una línea de pret-a-porter, Yves Saint Laurent Rive Gauche. "Mi verdadero público son las mujeres jóvenes, las mujeres que trabajan". Empieza también una época de entrega al alcohol, las drogas y las noches de fiesta con sus musas y amigas por locales nocturnos. El resultado, su colección más escandalosa y criticada, la de 1976, en la que, recogiendo el gusto de la calle por el vintage de los años 60, acorta las faldas, tiñe las pieles y recupera elementos típicos de las mujeres de vida alegre como las sandalias de tiras en el tobillo.




-A finales del 76 las drogas y una fuerte depresión le llevan a realizar "Viajes imaginarios" que diseña en su práctica totalidad en el hospital. Más de 250 modelos, 2 horas y media de desfile, un inventario gigantesco de todos los folclores del mundo reunidos en un salón. Una colección que desata pasiones entre la prensa estadounidense.









-Se consideraba un artista y como tal, rendía homenaje a aquellos que admiraba. Ante su legendario vestido Mondrian comentó, "pasó mucho tiempo desde que hiciera un vestido en honor a Mondrian hasta que pudiera comprarme un auténtico Mondrian" (esto me lo contó Josephine Douet, a la que tuve el honor de acompañar en mi segunda visita a la exposición).





-Fue amigo de Warhol quien realizó varios retratos suyos. Hace años, en una retrospectiva sobre el pintor, Pierre Bergé encontró que habían colgado el siguiente retrato de Yves junto a otros de Giorgio Armani y Carolina Herrera en la sala de los diseñadores de moda. Pidió al comisario de la exposición que mudase la obra a la sala de los genios y ante la inesperada negativa el propio Bergé descolgó ipso facto la obra y se la llevó consigo. En sustitución, se colgó un cuadro de unos zapatos.




-Los bocetos los dibujaba casi de un solo trazo, sin levantar el lápiz del papel. Después los recortaba y pegaba en resúmenes de cada colección.


-La fundación Pierre Bergé atesora los vestidos más icónicos del modista. Josephine Douet retrató varios de ellos en un especial para la revista Telva y me cuenta que con cada vestido la fundación manda a una operaria que viste a la modelo y se asegura que el vestido no sufra ningún desperfecto.

Dato curioso, el enorme lazo de la espalda de este vestido es desmontable. Se sujeta al vestido mediante unos fuertes botones de imán, pero es necesario quitarlo por completo para poder ponérselo.

Vestido en honor a Marilyn Monroe

-En cada desfile, cuando todas las modelos estaban listas para salir, YSL las revisaba personalmente y entregaba su joya corazón aquella a la que consideraba más icónica. Esta tradición suponía un honor inmenso para la modelo que salía a la pasarela minutos después con el emblema del maestro. De nuevo me contó Josephine que ella estaba presente como fotógrafa el año que se lo colgó a Nieves Álvarez, estando ésta a punto de desmayarse justo antes de salir.



 "Saint Laurente dijo siempre que había dado a las mujeres unos elementos y que utilizarlos era cosa de ellas. No creía en el modisto encerrado en su torre de marfil. Se diga lo que se diga, una prenda no está hecha para ser fotografiada, ni para ser mirada, sino para ser llevada". 
Pierre Bergé


Abrazos y buen día a todos (dioses se me pasó más de medio día con este post),
La Condesa que irá una tercera y seguramente cuarta vez a la exposición



YVES SAINT LAURENT
Fundación Mapfre
Paseo de Recoletos, 23
Madrid
6 octubre 2011 - 8 enero 2012
Entrada gratuita
Teléfono: 91 581 61 00

HORARIOS
Lunes de 14.00 a 20.00 hrs.
De martes a sábado de 10.00 a 20.00 hrs.
Domingos y festivos de 11.00 a 19.00 hrs


PD: pssss, la próxima será el año que viene con Jean Paul Gaultier