lunes, 19 de diciembre de 2011

Perdona pero quiero candarme contigo

De todos los puentes que tiene París hay uno que a mi me encanta, el Pont des Arts. Me gusta porque es peatonal, tiene las barandillas de rejas, por lo que al sentarte puedes ver perfectamente las vistas a ambos lados, no suele estar muy transitado y los locales tienen por costumbre hacer picnics en los bancos y suelos de madera. Curiosamente esas verjas laterales, que a mi me parecían tan convenientes, son las mismas que han traído la ruina al puente.


Resulta que el fenómeno Moccia ha traspasado las fronteras italianas y en París los enamorados también han empezado a sellar su amor con un candado.  Para los que no estéis familiarizados con el tema os comento que todo empezó gracias a la novela "Tengo ganas de ti" de Federico Moccia, en la que los apasionados protagonistas sellan su amor atando un candado en las farolas del puente Milvio en Roma. A partir de ahí, la locura: hay una ruta Moccia que recorre los emplazamientos romanos que se citan en la novela, la gente escribe sus apasionadas citas por los muros de la ciudad y el Ayuntamiento tuvo que prohibir que se pusieran más candados en el puente por temor a que se cayeran las farolas.


Pero, como sabemos, el amor es fuerte, el amor todo lo puede y los candados han traspasado fronteras y seguramente ya se encuentren en muchos otros sitios aparte de París, ciudad del amor por antonomasia, donde el efecto conseguido sin embargo es un tanto perturbador. El aumento de "enamorados" en el puente ha hecho que la afluencia de paseantes en general sea mayor, por lo que al calor del público han surgido nuevos comerciantes espontáneos que plagan el puente con "top-mantas" de candados de todo tipo y reuniones de trileros en los bancos de los de cubilete y compinches apostando billetes de 50 impresos con una HP. Ni rastro de los picnics.
 

En cualquier caso, curioso el fenómeno. A vosotros, ¿qué os parece? ¿Habéis leído algo de Mocca? ¿Qué tal es? ¿Os va lo del candado? ¿En vuestras ciudades hay "candados del amor"? Y en Madrid, ¿alguien sabe si ya se están poniendo en algún sitio?

Abrazos mil,
La Condesa candada