viernes, 12 de junio de 2009

Vainica infinita

Hace un par de posts saqué unas camisetas que había hecho yo y algunos de vosotros me preguntasteis que cómo era eso. Pues veréis en el curso que estoy haciendo en La Casita de Wendy nos ayudan a diseñar una colección, además de guiarnos en temas de producción, venta, presentación...todo. Es un curso que os recomiendo de todo corazón. Como os decía, el resultado final es una colección de ropa que versa sobre un tema que elegimos en las primeras semanas. El mío es "Rock-oh-oh. La Aristocracia decadente" y lo definió mucho mejor que yo Beatriz Con Dos Bolsas en una visita que nos hizo hace un par de semanas.



Parte de esa colección se centra en el desgaste de la ropa, la decoloración, los rotos, los deshilachados y así es como investigando encontré a Raquel Allegra y empecé a deshilachar camisetas.



Raquel Allegra es una diseñadora californiana que ha diseñado una colección de camisetas deshilachadas reciclando las que usan los presos de las cárceles, dice que de tanto usarlas quedan muy suaves y eso facilita el deshilachado. Tenéis el vídeo de parte del proceso explicado por ella misma aquí y un tutorial de cómo se deshilacha aquí. Creo que hace tiempo que nadie tiene una idea tan verdaderamente original y ecológica.



Reconozco que es un absoluto vicio, yo pretendía sólo deshilachar un poco los bajos para darle un aire decadente, pero lo encontré tan relajante que acabé deshilachando la camiseta entera. Y después seguí con un jersey, otra camiseta, un trapo de cocina y como no me paren voy a dejar la casa entera en puros hilos.



Cuando se lo expliqué a mi suegra me dijo que una técnica parecida se usaba antes para coger los bajos, se llamaban las vainicas, ¿os acordáis? A mi me ha encantado recuperar esa palabra y por eso he bautizado la camiseta como la de las Vainicas Infinitas.



¿Qué os parecen? ¿Os la pondríais o la veis un poco too much? Me vendría bien conocer vuestra opinión porque como os digo ando en pleno proceso creativo-productivo de la colección final, que por cierto expondremos el día 5 de julio en el precioso Anti Café para que vengáis a conocernos a todas las alumnas del curso. Os iré contando más detalles.

Feliz fin de semana,

La Condesa decadente